UNIDOS SOMOS MÁS FUERTES

Parece que la luz roja se ha encendido entre los aficionados del Real Mallorca tras la cuarta derrota que ha sumado hoy el conjunto mallorquinista en el Paterna con lo que ya son seis jornadas sin conocer la victoria las que lleva el Mallorca en los últimos tiempos.

La travesía por la Segunda B se está haciendo muy dura para todos aquellos que conforman el Real Mallorca: Club, prensa y aficionados. Sin embargo, aunque la prensa comienza a encender todas las alarmas, desde el club se está pidiendo calma al mallorquinismo. Es cierto, ahora mismo el Mallorca es líder y depende de sí mismo para lograr el primer objetivo que tienen tanto Vicente Moreno como sus jugadores: “Tenemos que asegurar el playoff” Así, lo manifestó el entrenador el viernes en rueda de prensa en Son Moix.

El domingo día 8 de abril, los mallorquinistas reciben al Lleida en Son Moix y podría ser una buena ocasión para que tanto el “mallorquinismo militante” como club (aquí quizás me atrevería a incluir a la prensa, ya que el ascenso nos beneficiaria a todos) se conjuren de algún modo para que los jugadores se sientan apoyados en todo momento y se pudiera crear un ambiente que haga que los jugadores se sientan apoyados por sus “Remeros”. Igualmente, desde hoy hasta el domingo estaría bien que desde el club se intente motivar a los mallorquinistas, ya que tiene que haber una formula para traer a la gente. Unos aficionados que en los partidos que se han jugado fuera de Palma han estado a muerte con su equipo y a uno cuando ve las camisetas rojas en los estadios de Segunda B piensa: “Jolín tenemos una afición de Primera” y eso al menos, a mí me emociona. Si, aquellos mallorquinistas que en agosto no dudaron en renovar su carnet porque “Ahora es cuando más nos necesitan” decían algunos, entonces, ahora llega el momento de demostrar que se ama a nuestro equipo.

En cuanto al aspecto deportivo, el Mallorca ha mostrado una doble cara en el partido, aunque la actuación arbitral ha dejado mucho que desear, sin embargo, excusarse en los árbitros es una “excusa de mal perdedor” y el Mallorca está por encima de estas cosas.  En la primera parte, el equipo mallorquinista se ha mostrado defensivamente muy endeble y se han cometido algunos errores que a estas alturas no se pueden cometer. Además, tengo la sensación de que se ha perdido esa solidez defensiva que caracterizó al equipo en la primera vuelta y que hacía que el conjunto de Vicente Moreno no encajase tantos goles. Aunque hay que reconocer que el Mallorca es un equipo que marca pocos goles, pero la efectividad era enorme.

Por otra parte, también me preocupa mucho la mala racha de goles que llevan los delanteros del Real Mallorca. Así, Alex López no marca desde el derbi ante el Atlético Baleare. Abdón Prats, quien se sigue vaciando en cada partido parece que ha perdido esa fuerza que tenía a principio de temporada y que marcaba con facilidad. Cedric, temo que esté sufriendo la presión o que la ansiedad por hacer las cosas bien con el primer equipo. Además, el viernes en la rueda de prensa el entrenador Vicente Moreno tuvo buenas palabras hacia el delantero nigeriano y con este partido Cedric lleva dos partidos sin entrar en la convocatoria.

Por último, quiero pensar que tanto los jugadores como el cuerpo técnico intentarán corregir los errores que se han venido cometiendo, se mirarán a la cara e intentarán entre todos dar la vuelta a la situación; y qué mejor que lograr para calmar al “entorno” con una victoria ante el Lleida.

Para terminar, no costaría mucho pedir al mallorquinismo que todos sean una piña en estos últimos seis partidos y que el primer gol se marque antes del pitido inicial. Estoy seguro de que los jugadores lo agradecerán y si vienen con un ambiente caliente en el campo en el que su afición les muestre el camino hacia la victoria, ellos saldrán al ciento veinte por ciento motivados.

 

Foto: Real Mallorca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *