SUBIDÓN DE AUTOESTIMA

en
Foto: Pep Sila Juarez.

El domingo en Son Moix se vivieron unos momentos de felicidad máxima cuando el colegiado pitó y final del encuentro después de 37 jornadas en las que todos hemos navegado por la Segunda División B. Han sido unas jornadas en las que la dificultad por lograr el campeonato ha estado muy presente en todos los lugares. Sin embargo, el domingo se celebró el campeonato logrado en la categoría de bronce, el último campeonato de liga a Segunda División B que se celebró fue en la temporada 1980-1981 cuando el entrenador del Mallorca era Antonio Oviedo y en aquella temporada en la que Paco Bonet (como el mítico gol que marcó en el Lluís Sitjar ante el Córdoba en un encuentro celebrado el 28 de diciembre de 1980) lideraba a un equipo que aun perdura en el imaginario mallorquinista. Ese curso 1980-1981 se logró el Campeonato de Liga en Segunda División B y el ascenso. ¿Se logrará en esta temporada?

La celebración del domingo requería mucha prudencia porque el ascenso aun no se ha logrado ya que ahora el Real Mallorca tiene que jugar la eliminatoria del Playoff por el ascenso. Aquí es donde el mallorquinismo tendrá poner toda la carne en el asador en organizar el desplazamiento del Mallorquinismo y que según ha informado Tomeu Terrasa, tanto Air Europa como Viajes Halcón ya están preparando el operativo y aunque no hay nada en marcha, ya que se desconoce rival y lugar del partido.

Por otra parte, hay mucha gente que aun no ha perdonado el descenso del Real Mallorca a Segunda B y simplemente, siguen muy dolidos por que la actual propiedad llevó al club mallorquinista a descender en Miranda de Ebro hace casi un año. Muchos de estos mallorquinistas no han vuelto a Son Moix y sólo volverán si hay un ascenso. Además, los hay que sólo se han hecho socio para mantener el número de socio. Como dice hace unas semanas y lo repito: Es el momento de dejar atrás viejas rencillas y vivir por el Real Mallorca.

Además, las generaciones de menos de 20 años no han vivido un ascenso y sólo han vivido los buenos momentos del Mallorca en Primera División cuando se alcanzaban las finales o se llevaba el nombre del Real Mallorca por toda Europa. Igualmente, esas generaciones han sido testigos de “las guerras civiles” que se han vivido en el Real Mallorca en los últimos años: Serra Ferrer, Pedro Terrasa, Biel Cerdá o Utz Claassen. Además, grupos de jugadores que han sido más mercenarios que otra cosa ya que les gustaba más el Paseo Marítimo o el Portixol que dejarse la piel por este escudo centenario. El domingo sí era un día de celebración contenida, no para ir a las Tortugas sino para al menos poner la primera piedra para la gran celebración que sería el ascenso. Igualmente, tenemos que ponernos en el peor de los casos: “¿Y si no se asciende?” Seria un golpe muy fuerte para el mallorquinismo a todos los niveles, pero… ahora es momento de ser positivos y pensar en el playoff.

Después del partido del domingo, mientras esperaba la llegada de Vicente Moreno, en la sala de prensa, pude saludar a Maheta Molango y a Javier Recio, sin lugar a duda dos personas cuyos rostros eran el reflejo de una alegría contenida. Molango es consciente de que él fue el responsable del descenso y ahora busca su remisión ante el mallorquinismo. ¿Qué mejor forma de lograrlo devolviendo al Mallorca a la LFP?

También me quedo con la imagen de Robert Sarver saludando a sus jugadores en la zona VIP de Son Moix, la propiedad está con su equipo, una circunstancia que el año pasado en Anduva o con contra el Getafe simplemente… No aparecieron y dejaron huérfanos al mallorquinismo. Esperemos que para el playoff vengan todos porque la gente lo agradecerá muchísimo y seria una forma de demostrar que están con el Real Mallorca.

Por último, Vicente Moreno es un entrenador muy metódico, que vive los partidos con mucha intensidad y que la transmite a sus jugadores. Es un hombre que marca mucho las distancias con sus jugadores, ya que en la foto de grupo tras el partido no aparece mucho y eso es buena señal, ya que él es quien manda en el vestuario. Un entrenador que ha sido victima de un acoso por parte de un sector de la prensa y de la afición cuando el equipo ha pasado malos momentos pero que el domingo también era una persona feliz.

Para terminar, los mallorquinistas tienen motivos para ser felices e incluso en la Universidad de les Illes Balears se han visto algunas camisetas del Real Mallorca… en un lugar donde predominan mayoritariamente otros equipos desde los “vecinos” hasta los grandes del futbol mundial. En definitiva, el mallorquinismo está ilusionado y eso es básico para lograr el ascenso.

Foto: Real Mallorca.

Para más información:

Terrasa, T. (6 de mayo de 2018). www.ttdeporte.com. Recuperado el 8 de Mayo de 2018, de www.ttdeporte.com: http://www.ttdeporte.com/aireuropa-halcon-viajes-vuelan-al-ascenso/

Vidal Perelló, M., & Vidal Reynés, J. (2016). Un Siglo con el Mallorca. Palma de Mallorca : Comisión del Centenario del Real Mallorca.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *