IMG-20210129-WA0059

PAPÁ, DEJA QUE ME DIVIERTA

Reflexión del mister Bernardo Pascual sobre la influencia de los padres en los niños que quieren jugar a futbol.

Los Clubs de fútbol de hoy en día se han convertido más en un club de “Esplai” que en un club deportivo. ¿Por qué digo esto? Los jugadores y algunos padres no se dan cuenta que en ocasiones con sus opiniones y comentarios dan a entender de que  saben más que los entrenadores. Poniendo en entredicho y cuestionando sus decisiones haciéndose pasar por técnicos, es verdad que todos ellos como aficionados tienen su punto de vista, que es tan válida como la de cualquiera. Ahora bien, no se dan cuenta que con esa actitud pisotean el trabajo que realizan los entrenadores.  Por lo que están creando una gran confusión a los niños. Dificultado el poder realizar bien el trabajo que les ha encomendado su entrenador. En este sentido, los padres se confunden que por el hecho de pagar una cuota al club tienen el derecho a exigir que sus hijos han de jugar siempre, y se atreven a cuestionar en qué posición deben de jugar sus hijos dentro del terreno de juego. Una manera muy fea de faltar el respeto al entrenador.

 

Esta perspectiva tan equivocada hace que a los padres se les olvide que pagan a los clubes para que sus hijos puedan practicar el deporte que más les gusta, utilizar unas instalaciones, tener una ficha para poder competir durante todas las semanas y unos entrenadores que les ayudarán en su crecimiento de formación, tanto en lo deportivo como personal. Por tanto, la labor del entrenador va más allá de poner un jugador en el campo o sentarlo en el banquillo. Se trata de formar personas, enseñarles a jugar en equipo, a trabajar juntos, a divertirse y  cumplir una serie de normas que les serán muy útiles de cara al futuro. Como la disciplina, el orden, la  responsabilidad, el cumplimiento del horario, etcétera. Son virtudes que los padres deberían valorar mucho más. Ya que el gran beneficiario el día de mañana será sus propios hijos. Y no preocuparse tanto de que si mi hijo juega por la banda derecha o por banda  izquierda. Si es titular o si es suplente. Hemos de enseñar a nuestros hijos a que la vida no es fácil, a que hay que luchar para conseguir lo que uno quiere. A que hay que ganarse las cosas con el esfuerzo. No les hacemos ningún bien quejándonos a sus entrenadores porque jueguen más o menos tiempo. O si ha cambiado a mi hijo, y no al de otro. Pensad más allá, en la gran labor que realizan en su formación.

 

Y a los coordinadores de los clubes, les pediría que estuvieran más encima de sus entrenadores y vigilasen que en el fútbol base han de jugar todos. Recalco esto porque no es la primera, ni la última vez que con razón un padre se queja de que el entrenador premia más el ganar que el enseñar, siendo injusto con algunos niños que no se les convoca por tener inferior calidad que la de sus compañeros. Por el mero hecho de ir a ganar a cualquier precio. Ante todo, no hay que olvidar que cuando uno trabaja con la base, los niños, los entrenadores somos formadores. El ganar o perder es secundario, y aunque a nadie le guste perder, forma parte del juego y del aprendizaje.

 

 

Fdo: Bernardo Pascual Lladó


BERNARDO PASCUAL LLADÓ

Bernardo Pascual Lladó: CV  como jugador me formé en las categorías inferiores del ya desaparecido Virgen de Lluc, y  como técnico he entrenado diferentes categorías en los clubes:

Virgen de Lluc

Rtvo. La Victoria

Atco. Rafal

La Salle

Pla de Na Tesa

2 respuestas

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *