NOS VEIAMOS ASCENDIDOS, PERO EL CORDOBA NOS DESPERTÓ DEL SUEÑO

Foto: LFP.

Antes del partido ante el Córdoba el mallorquinista militante, el entusiasta, etc.… ya comenzaba a vislumbrar que el curso próximo volverían a ver al Barça o al Real Madrid, en definitiva, verse en la denominada: “Liga de las Estrellas”. No sólo los aficionados mallorquinistas sino también en el entorno mediático donde muchos “catedros” del periodismo que exigían el ascenso directo. Todo era como una conjunción de astros, los resultados eran excelentes y el rival era propicio, ya que están en zona de descenso y las estadísticas eran “feroces”. Es decir, al Córdoba se le tenía que ganar por goleada, pero nadie era consciente de que tienes que jugar contra un rival que también juega y que tiene la necesidad de ganar.

En este sentido, pienso que el mallorquinismo pecó de euforia, es normal, viniendo de la victoria del equipo contra el Zaragoza del pasado lunes que embraveció al entorno y a las masas. Sin embargo, los partidos son noventa minutos en los que pueden pasar muchas cosas desde que el momento en que el balón comienza a rodar hasta el minuto 90. Es cierto, que el domingo no se vio un buen partido del Mallorca, pero está claro que toca hacer borrón y cuenta nueva de cara al partido contra el Numancia que se jugará el día 14 de abril en Soria después de que el Real Mallorca haya sumado los tres puntos del partido del Reus.

Por tanto, esta semana Vicente Moreno debería de aprovecharla para entrenar y, sobre todo, los jugadores poder descansar para afrontar estos diez partidos que quedan con toda la fuerza del mundo. Recordemos que el ex entrenador del Real Mallorca, Luis Aragonés decía siempre: “Los últimos diez partidos de liga son aquellos en los que todos se juegan algo” Pues señores no hay que dormirse y todos tenemos que remar.

La euforia que había invitado al entorno también había envalentonado a los jugadores del Real Mallorca a pesar de que Vicente Moreno y desde los estamentos del club se ha intentado bajar los humos a la gente. Todo ello porque el objetivo numero uno de la entidad mallorquinista ya se había cumplido logrando la permanencia en Segunda División y que ahora mismo hay que reivindicar la palabras de Vicente Moreno de hace algunas semanas cuando dijo aquello de “Disfrutemos del camino” porque ahora el mallorquinismo tiene que disfrutar y si se puede aspirar a conseguir el playoff pues adelante porque ahora mismo el Mallorca es el equipo con menos presión ya que no tiene la presión que tienen los otros clubes que están en la pomada por el ascenso. Hay que recordar que estos equipos son algunos que el año pasado estuvieron en Primera y quieren volver rápido a la categoría de oro del futbol español mientras que el Mallorca no hace falta recordar de donde viene.

Por último, la derrota ante el Córdoba tiene que servir como un cachete a todo el mallorquinismo (incluidos los jugadores) para que todos volvamos seguir remando sin confiarnos demasiado y, sobre todo, teniendo esa humildad que ha sido para mi una de las grandes señas de identidad del equipo en estas dos últimas temporadas.

Foto LFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.