LLEGA EL MOMENTO DE LA VERDAD

Hay muchas veces en las que te discutes con tu mejor amigo, con tu novia, con tu hermano y, en definitiva, con alguien que quieres. Esta situación es aplicable al Real Mallorca porque cuando se pierde somos muchos los que echamos todo tipo de pestes o nos decimos de todo para después querernos como si nada hubiera pasado. Es lo que tienes que cuando amas algo que se lo perdonas todo.

Hoy el Real Mallorca ha sabido sufrir ante el Elche en un estadio que evoca a otra época triunfante del club y cuyo mayor tesoro está custodiado en las vitrinas de Son Moix. Ahora bien, no sólo es vivir siempre del pasado y creo que el mallorquinismo en este sentido tiene que hacer una reflexión en conjunto. Es cierto, que fue una etapa muy bonita y que muchos la tienen grabada a fuego en su memoria, sin embargo, ahora hay que centrarse únicamente en esta temporada en la que se está en el pozo del futbol español, que es la Segunda B y que se está haciendo muy larga para todos.

Me sorprende que haya mucha gente con una mentalidad negativa dentro del mallorquinismo, creo que ahora es el momento de animar a los jugadores, de ser una verdadera piña y de una vez por todas, remar todos juntos. No es normal que algunos pidan ceses del entrenador y otros no sepan valorar que el equipo es líder de Segunda División B. ¿Qué narices queremos? ¿Habrían firmado a principio de temporada estar a falta de cuatro partidos líderes en solitario? Hoy el Mallorca ha logrado el alirón “virtual” para algunos, pero tras el empate de Villarreal B en Sabadell, el punto de hoy es de oro. A todo ello, se une lo siguiente: Si el Mallorca gana al Olot en Son Moix, pero ni Elche ni Villarreal B ganan sus respectivos compromisos: ¡El Mallorca será campeón del forma matemática! Con lo que se cumpliría el segundo objetivo que en su día trazo Vicente Moreno en rueda de prensa: 1º Asegurar el playoff (Cumplido), 2º Ser Campeones del Grupo III y 3º Ascender.

Por otra parte, el propietario del Mallorca, el señor Robert Sarver ha estado en el Martínez Valero y eso también es una gran noticia para el mallorquinismo ya que nuevamente estamos ante una nueva muestra de que la propiedad norteamericana tiene mucha confianza en el proyecto de devolver al Mallorca donde se merece.  Parecerá una temeridad, pero a veces tienes que caer y darte un golpe terrible para crecer más fuerte.

En el aspecto deportivo, pienso que hay que hacer una reflexión o aplicar una sanción a Alex López, no puede ser que teniendo una tarjeta por protestar hagas una falta y te expulsen. Estas actitudes no benefician en nada al equipo y creo que Alex no ha estado para nada acertado. En la misma situación está Javier Bonilla, aunque su expulsión ha sido reiteración de faltas, pero hay que pensar que estas tarjetas pueden perjudicar al equipo. Manolo Reina también debería de plantearse que la tarjeta que ha visto era totalmente innecesaria porque era el minuto setenta y tres con lo cual quedaba un cuarto de hora. Son lances del juego que se tienen que controlar muchísimo porque pueden perjudicar al equipo.

Por último, creo que a pesar de estas “tonterías” el Real Mallorca tanto jugadores como técnicos tienen que animar sentirse apoyados por sus aficionados y ojalá Son Moix presente una buena entrada. En estos últimos cuatro partidos (cinco más la eliminatoria), el aficionado del Mallorca, sí aquel que ama a su escudo, aquel que lloró por el descenso en Miranda de Ebro, aquel que coge el avión o el barco para seguir a su equipo por todos los campos y aquel que simplemente es del Mallorca; es ahora cuando los verdaderos mallorquinistas tienen que demostrar que no les fallarán a su equipo en estos momentos.

Foto: Real Mallorca.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *