LA TRAVESIA EN SEGUNDA NO ES FACIL

En las últimas semanas el Real Mallorca parece que se ha puesto en la piel de uno de los personajes más célebres del escritor británico Robert Louis Stevenson en su obra: “El Extraño Caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde” ya que cuando el Real Mallorca juega en Son Moix es un equipo muy fiable pero cuando sale a jugar fuera de Palma. ¿Qué le pasa al Real Mallorca?

El domingo en Albacete, el Mallorca nuevamente mostró esa cara que menos gusta al mallorquinismo y, sobre todo, una cara que hace que los jugadores sean víctimas de las feroces críticas no sólo del aficionado sino también del llamado “entorno” pero es lógico porque no es normal que este equipo esté mostrándose muy sólido en Son Moix pero cuando sale de Palma las cualidades del equipo se ven mermadas. Me parece perfecto que el Real Mallorca gane en Son Moix pero también hay que tener presente que los puntos logrados fuera de casa también cuentan y tienen que ser un bagaje importante, ya que faltan solo 13 puntos para alcanzar los 50 que son los que marcan la salvación ¿Y luego? ¿Debe el Mallorca quedarse en tierra de nadie? Lo principal es ahora lograr la cifra de cincuenta puntos y pugnar por estar lo más arriba posible.

Esta travesía por la División de Plata del futbol profesional español no está siendo fácil como muchos se pensaban y los números fuera de Son Moix no acaban de cuadrar, ya que el equipo de Vicente Moreno ha ganado solamente dos partidos fuera del Camí dels Reis (ante el Rayo Majadahonda y ante el Reus), se han sumado 5 empates y 6 derrotas. Nadie dijo que iba a ser fácil pero aquí el mallorquinismo parece que no ha aprendido la lección que dio el futbol con el descenso a Segunda B, ya que en redes basta ver cómo muchos ya comienzan a exigir que el equipo acceda al playoff… cuando parece que este equipo por mucho compromiso, con mucha humildad y mucha lucha sobre el verde parece que los jugadores han alcanzado su máximo potencial.  No obstante, hay que seguir apoyando a este equipo porque hasta final de temporada (y que sean muchos más años) ellos son los que defienden la camiseta del Real Club Deportivo Mallorca y con ellos hay que ir a muerte.

 A pesar de ello, me niego en rotundo a pensar que los jugadores del Real Mallorca no pueden ofrecer más porque este equipo en Son Moix ha demostrado ser muy fuerte y si salen como en Palma fuera pueden enfrentarse a cualquier rival. Además, el Mallorca tiene potencial para ello y mi confianza en los jugadores que tenemos… lo tengo muy claro yo remo con ellos y quien no quiera seguir esta travesía con todos no tiene nada que hacer. El año pasado la clave del ascenso pasó por la unidad que mostró el mallorquinismo con respecto a su equipo en todas las facetas y parece que en los últimos tiempos estos valores se han ido perdiendo.

Por último, el domingo visita Palma, el Lugo, un rival que no pondrá las cosas fáciles y seguro que los aficionados mallorquinistas acudirán al estadio para convertirse en ese jugador número doce que cada partido y es la gran fuerza del mallorquinismo que transmite a los futbolistas.

Foto LFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.