LA PENITENCIA DE MOLANGO

El Mallorca puede lograr el domingo cumplir uno de los objetivos de la temporada que se han trazado en la hoja de ruta marcada no sólo por Vicente Moreno sino también por parte de Javier Recio y Maheta Molango. Sin embargo, el gran objetivo que tiene el club se podrá lograr en mayo siempre y cuando el club consiga el ascenso a la LFP, es decir, a la Segunda División A.

Molango junto a Vicente Moreno el domingo pasado en Son Moix. Foto: Pep Sila.

Sin embargo, mientras buceas por algunas redes sociales, vemos como nuevamente han comenzado a arreciar las críticas hacia el CEO del Mallorca y algunos aficionados no comprenden que el conjunto mallorquinista está jugando en Segunda B, ya que piensan que los hombres de Vicente Moreno deberían de jugar como los ángeles, en definitiva, hay un sector de la afición mallorquinista que no pierde la ocasión para recordar a Molango que el Mallorca está en Segunda B por su mala gestión. En este aspecto, no negaré que el suizo se equivocó en muchas cosas dentro de la parcela deportiva como contratar a gente cuyo único compromiso era el de engrosar sus bolsillos y otros reírse de los aficionados tras una derrota humillante.

Molango, el pasado 11 de junio de 2017 ante el Getafe, el mallorquinismo expresó toda su ira contra el CEO y contra su equipo. Después de ese día, los jugadores fueron marchándose y más o menos todos se han ido colocando en otros clubes, especialmente, Chipre. Además, los hay que ni siquiera juegan en sus respectivos clubes y fueron los primeros en marcharse del Mallorca. Entonces el CEO acudió a Phoenix para rendir cuentas ante la propiedad norteamericana que encabezan tanto Robert Sarver como Andy Kohlberg le dieron un voto de confianza a Molango. A partir de este momento, el suizo, comenzó a diseñar el nuevo Mallorca a todos los niveles: Dotar al club de un entrenador de garantías como fue la contratación de Vicente Moreno, hacer una restructuración nueva en el club y lo más importante: Recuperar el crédito ante la afición mallorquinista.

Esta temporada, el CEO del Mallorca no se ha prodigado tanto ante los medios (precisamente le realicé una entrevista en noviembre y que podéis leer aquí en el siguiente enlace) ya sean escritos, digitales, televisiones o radios (una de las pocas Radio Marca). Todo porque ahora Molango ha decidido dar un paso atrás, dejar que los protagonistas sean los jugadores, es decir, hacer un trabajo en silencio pues él lleva la cumpliendo penitencia desde el pasado 11 de junio de 2017 por haber llevado al Mallorca a Segunda B y qué mejor absolución que devolver a esta institución centenaria que mucha gente lleva tatuada en su corazón.

Foto: unmallorquinistamas.es

Por otra parte, el Mallorca está por el buen camino de lograr el objetivo principal que se ha propuesto: El ascenso. Sin embargo, la travesía aún no ha concluido y hay que seguir remando hasta la orilla que ya es perceptible desde la proa de la galera mallorquinista que es empujada por los remeros que conforman los aficionados y el equipo con Vicente Moreno como capitán al mando. El hecho de poder alcanzar el ascenso, ¿No es motivo oportuno para que entre todos los afines y detractores al CEO del Mallorca entierren el hacha guerra? Pienso que ahora es el momento de remar todos en una dirección pues todos lo que buscamos es el ascenso porque unidos podemos ser más fuertes y, además, lo principal debería ser centrarse únicamente en el objetivo común. No es momento de hacer reproches a nadie pues como dicen en política: “Ahora no toca” pues quizás la mejor manera de acallar todo tipo de críticas tanto a la gestión de Maheta Molango y Javier Recio sea conseguir el ascenso.

Por último, si se consigue el Campeonato, quizás seria un buen momento para comenzar a poner en marcha todo tipo de gestiones para intentar meter en Son Moix 15.000 aficionados en el playoff (siempre y cuando el partido de ida sea en Son Moix) ya que hay que pensar que cualquier rival que le pueda tocar al Mallorca no han jugado en un estadio como Son Moix y, además, hay que movilizar al mallorquinismo como sea para llevar en volandas a los jugadores.

Foto: unmallorquinistamas.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *