20170714_115748

FINS AVIAT “CAPI”


El “escudo” del Real Mallorca dentro y fuera del vestuario, Xisco Campos se ha despedido hoy del mallorquinismo… A sus 38 años el de Binissalem ha concluido su contrato con la escuadra mallorquinista y deja libre el brazalete de capitán. Recordemos que Xisco ha sido un futbolista muy importante dentro y fuera del césped… Un hombre que ha unido al vestuario y ha sido clave en estos años para liderar una caseta que estaba huérfana de grandes referencias del futbol mallorquín dentro del equipo bermellón.

Además, la historia de Xisco Campos es muy bonita y en la que sueñan muchos futbolistas… desde muy pequeños.

Xisco Campos nació el día 10 de marzo de 1982 en Binissalem (Mallorca) Defensa central que se formó en las categorías inferiores del Binissalem con quien incluso llegó a debutar con el equipo de Tercera División de los “Asules” y sus buenas ocasiones hacen que el Mallorca se fije en él. El de Binissalem desde su infancia siempre acudía al Lluís Sitjar para ver jugar al “Mallorqueta” y precisamente, el club “Barralet” no duda reclutar a Xisco Campos para el equipo juvenil y poco a poco va ascendiendo hasta estar en el Mallorca B hasta que un 14 de noviembre de 2004 el entonces entrenador del primer equipo Héctor Cúper hace debutar a Xisco Campos con el primer equipo ante el Atlético de Madrid y esa misma temporada Xisco tuvo otra oportunidad de jugar en Primera División en aquel entrenado por el entrenador argentino.

Al finalizar el curso, Xisco Campos tuvo que marcharse cedido a varios equipos como el Levante B o el Écija hasta que acabó su contrato con el club de su tierra. A partir de aquí, Xisco encuentra acomodo en clubes como el Real Murcia, el Castellón donde coincide con Dani Pendín y finalmente, el Nàstic de Tarragona donde jugó seis temporadas en las que tres de las cuales coincidirá con Vicente Moreno. En la temporada 2016-2017, Xisco fichó la Ponferradina mientras esa temporada el Real Mallorca acababa con sus huesos en la  Segunda División B en aquel descenso de Miranda de Ebro en junio de 2017.

Ese verano, mientras el Mallorca intentaba renacer de sus cenizas, Xisco Campos decide rescindir su contrato con la Ponferradina para unirse al Real Mallorca porque como dijo él cuando se presentó ante los medios: “Vuelvo al club de mi vida” [1] y desde entonces hasta el día de hoy Xisco Campos se ha convertido en el capitán del Real Mallorca donde ha vivido dos ascensos consecutivos desde Segunda B hasta Primera División y en pudo volver a vestir la camiseta mallorquinista este temporada en Primera.

Por último, Xisco Campos ha jugado un total de 383 partidos a lo largo de su carrera y se va un futbolista ejemplar tanto dentro como fuera del campo.

Para terminar, el brazalete de capitán del Real Mallorca que ha lucido Xisco Campos quedará impregnado de lo que significa para el mallorquinismo porque ese brazalete tiene la fuerza de las grandes leyendas del Mallorca: Esteva Fradera, Bernadi Sans, Miquel Ángel Nadal, Javier Olaizola, Paco “Chichi” Soler, José Carlos Nunes y Pep Lluís Martí.  A todos ellos, se une la fuerza y el poder de Xisco Campos.

[1] Julio de 2017: unmallorquinistamas.es

Los comentarios están cerrados.