EL REAL MALLORCA DEBE DE ESTAR POR ENCIMA DE TODOS

El Mallorca ha incorporado a cuatro jugadores en lo que va de mercado de fichajes veraniego y seguramente surgirán más cuando avance el mercado. Sin embargo, ahora mismo en plantilla hay más de treinta jugadores y eso supone mucho gasto para el club en fichas. Hay que añadir que la semana pasada se supo que hubo una cumbre en Estados Unidos donde estuvieron reunidos con la propiedad: Vicente Moreno, Maheta Molango y Javi Recio. El CEO y el Director Deportivo para rendir cuentas ante Andy Kohlberg y Robert Sarver. En esa reunión, se comenzó a desentrañar lo que será el Real Mallorca 2018-2019 y cómo se diseñará… Es fundamental para no caer en errores anteriores que se intenten seguir las mismas pautas que se siguieron en el curso pasado y que tan bien fueron: Fichar a hombres comprometidos con el proyecto mallorquinista y que cada partido se dejen la piel por el club. Es cierto, que con el numero actual de jugadores los hay que no podrán seguir y a día de hoy (3 de julio de 2018) no se han producido muchas bajas salvo la de Cedric que ya ha sido confirmada oficialmente por el Real Mallorca ya que el delantero acaba contrato. El próximo podría ser Pol Roigé, quien a principio de año fue renovado el contrato pero se marchará presumiblemente al Hércules (aún no hay confirmación oficial por parte de ninguna de las partes) y Pol Roigé ha sido un jugador del cual muchos esperaban que explotase en Segunda B e incluso en la última campaña en Segunda, ya que se le fichó en enero del 2016 pagando la clausula de rescisión al Sabadell y su rendimiento no ha sido el esperado, ya que se le fichó como un jugador muy prometedor. La semana que viene los jugadores se pondrán a las ordenes de Vicente Moreno y comenzaremos a ver quienes serán los descartes. Aunque mi sensación es que la base del Mallorca 2018-2019 será la que llevó al conjunto mallorquinista a conseguir el ascenso a la división de plata.

Hoy se ha confirmado oficialmente que Dani Ndi, José Ángel, Grima y Rufo han causado baja en el Real Mallorca. Poco a poco se va aligerando el vestuario mallorquinista.

Por otra parte, me sorprende que haya mallorquinistas que no han perdonado a Maheta Molango el descenso a Segunda B, muchos que cuando se logró el ascenso fueron los primeros en celebrarlo besando el escudo y haciéndose fotos con todo el mundo. ¿Qué ocurre? ¿Llega el momento de recordar los fracasos del CEO ahora que se ha conseguido el ascenso y volver a la LFP? Sinceramente, esta reestructuración que se hizo en el club era más que necesaria por el descenso, quizás se podría haber hecho de otra forma, pero… era necesaria traer “savia nueva” al club y dotarlo de elementos que lo modernizasen. No dudo que duele despedir a gente que ha estado en el club mucho tiempo, pero es aquello de “Renovarse o morir” y la propiedad norteamericana no ha parado de invertir en el club… ¿Dónde están los hoteleros y empresarios mallorquines? Muchos no han dudado en invertir en clubes como el Tenerife de la Liga ACB en vez de invertir en el Real Mallorca o en el Bahía San Agustín… Son cosas que me cuesta entender y no cabe recordar que el último empresario mallorquín que invirtió en el Real Mallorca lo llevó al Concurso de Acreedores. Igualmente, no cabe recordar que los últimos mallorquines que han estado al frente del Mallorca, salvo Mateu Alemany, han convertido el club en un verdadero Campo de Batalla en virtud de los intereses personales. Eso es lo que no me gusta de este deporte la cantidad de “Señores del futbol” que buscan hacerse ricos a costa de equipos que son un sentimiento para muchos aficionados. Creo que los clubes y especialmente, sus directivos deberían de tener presente que por encima de los directivos está la institución a la que ellos representan.

Dentro de este mismo contexto hay que tener presente que en setiembre está prevista la elección del nuevo (o nueva) Presidente (o Presidenta) de la Federación de Penyas al que se le tiene que exigir que no se arrodille ante ninguna propiedad y vele por todos los mallorquinistas más allá de los intereses particulares de la gente. Recordemos que el Real Mallorca debe de estar por encima de todos.

Por último, se han alcanzado los 1655 abonados en pocas semanas y hay que esperar a medida que avance la campaña de abonados el numero de socios aumente. El mallorquinismo parece que ha reaccionado al hecho de haber ascendido y muchos quieren apoyar a su equipo. Sin embargo, recordemos que estos 1655 abonados son aquellos que han renovado su abono del curso pasado y habrá que esperar cuando se permitan las nuevas altas. Eso nos permitirá saber cómo respira el mallorquinismo y reconozco que respira mucha ilusión.

Para terminar, conviene decir que esta próxima temporada el Real Mallorca tiene que confeccionar un equipo que al menos pueda salir a la Segunda División para competir, luchar por lograr lo antes posible una permanencia que sería básica para el futuro del club, pero nunca sin renunciar a nada.

Foto: Real Mallorca.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *