¡CHAPEAU! ESTAMOS EN PLAYOFF

REAL MALLORCA 1 VS GRANADA 1

Foto: Martin Comas Larsen.

Ficha técnica:

Palma de Mallorca, 4 de junio de 2019. Estadio de Son Moix: 13.839 espectadores. Jornada 41 del Campeonato Nacional de Liga en Segunda División (Liga 123) Arbitro: Arcediano Monescillo

Alineaciones:

Real Club Deportivo Mallorca: Entrenador Vicente Moreno Peris.

Manolo Reina, Joan Sastre, Martin Valjent, Antonio Raillo, Pervis Estupiñán, Marc Pedraza, Salva Sevilla, Dani Rodríguez, Leo Suarez, Lago Junior y Ante Budimir.

Banquillo:

Miquel Parera (Portero Suplente), Alex López, Xisco Campos, Abdón, Fran Gámez, Baba y Pablo Valcarce.

Cambios:

Pedraza por Baba. Abdón por Budimir. Valcarce por Leo Suarez.

Granada: Entrenador Diego Martínez

Rui Silva, Víctor Diaz, Bernardo, German, Quini, Fede, Montoro, Vadillo, F. Vico, Antonio Puertas y Rodri.

Banquillo:

Aarón (Portero Suplente), Alex Martínez, Pozo, Azeez, Dani Ojeda, Adrián Ramos y Alberto Martín.

Cambios:

Adrián Ramos por Rodri; Pozo por Fede Vico; Bernardo por Ojeda.

Goles:

Salva Sevilla: Real Mallorca. 1-0. Minuto 68.

Fede San Emeterio: Granada. 1-1. Minuto 88.

Crónica y comentario:

Tarde futbolística a todos los niveles hoy en Palma donde dos de los mejores equipos de la Liga 123 se han citado hoy en la alfombra de Son Moix con muchas cosas en juego: El Mallorca buscaba asegurar el playoff de ascenso a Primera División; mientras que el Granada se jugaba nada más y nada menos que acceder a la “Liga de las Estrellas”.

Además, Son Moix ha registrado la mejor entrada de toda la temporada rozándose las catorce mil almas hoy en el coliseo mallorquinista que ha recibido a sus ídolos haciendo un pasillo a su llegada por Camí del Reis. Lo espectacular ha llegado cuando a la salida de los jugadores se ha llevado a cabo un mosaico y, además, se ha entonado el himno de la entidad mallorquinista a capela.

Los aficionados nazaríes poblaban la esquina superior derecha de la tribuna Sol y en sus canticos se oía mucha ilusión. Mientras el mallorquinismo ponía de su parte para lograr un ambiente digno de Primera División. Además, hoy era una noche ideal para sacar los transistores y tener los móviles a mano… pues si los mallorquinistas necesitaban que los resultados les acompañen los granadinos miraban hacia Albacete que se había citado con el Málaga, los malacitanos se adelantaban en el marcador poniendo las cosas de cara para el conjunto nazarí.

El partido ha comenzado con el Mallorca intentado dominar el balón, incluso, se ha pedido penalti por una caída de Budimir en el área que el colegiado no ha creído necesario pitar penalti que a primera vista parecía claro. El corazón bermellón se encogía cuando Antonio Puertas disparaba desde la frontal un cañonazo que se marcha alto por muy poco. En el minuto 25, Dani Pendín sacaba su libreta para diseñar una bonita jugada de estrategia, Salva Sevilla sacaba un córner, Joan Sastre llegaba al área y disparaba el balón que era enviado a la esquina. En la jugada siguiente, Son Moix reclamó nuevamente una pena máxima cuando Budimir era derribado por dos rivales, pero el colegiado se desentendió ante las protestas de los locales.

Durante el encuentro el equipo estaba jugando, poniendo de su parte, pero se notaba mucho  sobre el verde de Son Moix que ambos equipos se jugaban mucho y cualquier error lo podían pagar caro.

Al descanso se llegaba con el resultado inicial en el luminoso, con el Granada pensando en el ascenso ya que los resultados así lo reflejaban y el Mallorca intentando poder aspirar a la tercera o cuarta plaza en caso de lograr la victoria, ya que los tres puntos no sólo situaban al Mallorca de forma matemática en el playoff, sino que permitía a los hombres de Moreno ir a Almendralejo pudiendo adelantar a los rivales.

En el segundo acto, Moreno no quería asumir muchos riesgos y decidía sustituir a Pedraza quien había sido amonestado y daba entrada a Baba. A pesar de todo, el equipo mallorquinista buscaba la victoria y nunca bajaba los brazos. Son Moix espoleaba a sus jugadores con los canticos de una afición entregada a sus huestes en una fecha que muchos mallorquinistas llevaban grabada a sangre y fuego: Hace dos años se descendió a Segunda B en Miranda de Ebro y dos años después se podía luchar por volver a la “Liga de Las Estrellas”.

El éxtasis mallorquinista llegaría en el minuto 68 Leo Suarez hacia una jugada por la banda derecha y allí estaba Salva Sevilla, quien empujaba el balón a la red para permitir soñar al mallorquinismo con el Playoff. Son Moix estallaba de jubilo y todo el estadio no dejaba de animar.

Tras el gol, el mallorca tuvo algunas oportunidades para sentenciar el encuentro, pero la mala fortuna en la finalización y los nervios hacían mella en los jugadores. Precisamente, a falta de diez minutos Leo Suarez desde la media luna del área nazarí lanzaba un misil directo a la escuadra que Rui Silva era obligado a volar para evitar el segundo gol mallorquinista. A falta de dos minutos para el final, el Granada lograría el empate cuando Vadillo sacaba y Fede San Emeterio mandaba el balón a las mallas cuando faltaban dos minutos para llegar al noventa.

Son Moix era literalmente una fiesta y cuando el colegiado señalaba el encuentro tanto los aficionados rojillos como los visitantes felicitaban a sus jugadores: Unos lograban meterse en el playoff de ascenso a Primera División y los otros habían alcanzado la orilla.

Por último, ahora el Mallorca cierra el curso regular el sábado en Almendralejo para encarar el playoff de ascenso a Primera División… Aunque ahora es lo de menos ya que estos jugadores han conseguido que una afición vuelva a vibrar con su equipo tras unos años muy oscuros.

Foto: LFP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.