CENTRADOS EN EL OLOT

Esta semana el mallorquinismo ha estado envuelto de un halo de euforia contenida, algunos ya comienzan a hacer las cuentas de cuando el Mallorca debería de proclamarse campeón de grupo y otros si se debe de celebrar un ascenso.

¿Es necesario pensar ya en si hay que sacar el autobús descapotable o preparar un escenario para ser capaces de teñir la Plaza de las Tortugas de Rojo? Es cierto, que llevamos muchos años que las Tortugas no se tiñen del rojo del Real Mallorca, en ese enclave se encontraban las oficinas del club y ha sido una tradición celebrar los títulos o los ascensos allí. Sin embargo, en los últimos años los mallorquinistas han tenido que “aguantar” como las aficiones de otros equipos iban ha profanar la fuente mallorquinista. Ahora bien, celebrar un ascenso, me parece correcto, sin embargo, creo que el mallorquinista no debe de olvidar que la actual directiva y la actual dirección deportiva, han sido responsables de que este año se ha tenido que pasar un año de Penitencia. Quizás el mallorquinismo debería de recordarlo.

Por otra parte, esta semana había acudido a tomar un café con un buen amigo donde coincidí con la mayoría de la plantilla del Mallorca antes de entrenar y allí estaba la plantilla al completa con el entrenador. Allí todos son una familia y generan un excelente grupo de compañeros muy bien avenido. ¿Qué habría pasado si un grupo similar hubiera estado en las últimas temporadas?

El domingo ante el Olot, Son Moix debería de presentar una buena entrada, hay unos 10.000 socios y en los últimos, partidos la asistencia al campo ha menguado desde el principio de temporada y eso me preocupa, ¿Qué pasa? No lo sé, sólo deseo que el equipo el domingo no se sienta solo y que el aficionado mallorquinista responda. Seria muy importante que el equipo tenga a su afición de su lado y que nadie se le ocurra pitar al equipo porque no se juega bien. Es cierto, que hay que ser muy exigentes, pero no se puede estar durante los noventa minutos exigiendo al equipo que juegue como el Barça o el Madrid, quizás los jugadores se pueden sentir presionados porque “Sus remeros no quieren remar de su lado” y eso al menos, es injusto porque durante toda la temporada han llevado al equipo hasta donde todos deseaban verlo todos sus aficionados. Señores, como dije esta semana en otro articulo de la sección de Desde la Reflexión y la Tranquilidad ahora es el momento en que Son Moix tiene que estar más unido a sus jugadores y son los aficionados quienes deben marcar el primer gol.

Por otra parte, hablando con gente del futbol y gente que se dedica a la preparación deportiva dentro de otras disciplinas, todos coinciden en comentar que los equipos pasan por unas curvas de rendimiento. En el caso del Mallorca, el conjunto de Vicente Moreno comenzó muy fuerte y obteniendo una racha de victorias que impresionó a mucha gente. Después llegó la racha de seis partidos sin conocer la victoria y aquí podemos decir que hubo un bajón en el rendimiento del equipo, que fue desde la jornada dieciséis (precisamente ante el Olot cuando se lesionaron tanto Lago Junior como Ferran Giner) hasta la jornada veintiuno cuando se produjo la primera derrota del curso ante la Penya Deportiva Santa Eulalia. Entonces, se produce un nuevo bajón que arrancó con la derrota en Cornellá y se prolongó hasta hace quince días cuando el Mallorca derrotó al Lleida por 3-2. Según se dice, después de estos bajones los equipos, por norma general, aumentan su rendimiento. Es de esperar que en breve se produzca un repunte del rendimiento del Mallorca en los últimos partidos y cuando se produzca la eliminatoria del playoff, los mallorquinistas podrían alcanzar un nuevo pico de alto rendimiento. Todo ello, forma parte de mi confianza en Vicente Moreno y sus compañeros del cuerpo técnico.

Por último, sea lo que sea, el Mallorca tiene que rematar la temporada en los últimos partidos y cuando se hacen bien las cosas durante todo el curso es cuando se sacan los resultados.

Foto: Pep Sila Juárez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *