102 AÑOS NO SON NADA

Hace unos días se han celebrado los ciento dos años de la fundación del Mallorca, sí aquel día en el que D. Adolfo Vázquez Humasqué junto a otras personas puso la primera piedra de lo que hoy es el Real Mallorca.

El club mallorquinista nace en 1916 dentro de un contexto histórico marcado por el crecimiento cultural que hay en España a en las primeras décadas del Siglo XX, ya que durante este periodo se producen las fundaciones de otros clubes como el Barça, el Real Madrid o el Recreativo de Huelva. Es un periodo, en el que España se había convertido en un país más urbano y se habían producido elementos de vanguardia dentro del ámbito cultural, recordemos que nos encontramos en un periodo en el que surge el Modernismo de Gaudí y en el ámbito literario, la Generación del 27 tiene su máximo apogeo. Además, el cine se convierte en un elemento cultural con mucho calado dentro de la sociedad.

Por lo que respecta a Mallorca, simplemente, se producen las incipientes llegadas de turistas, recordemos la figura del Archiduque Lluís Salvador, ya había publicado el “Die Balearen”, se había fundado el Fomento del Turismo y se construyen algunos hoteles como el Gran Hotel. Es un momento de avances en la Isla y, además, nos encontramos que en Palma comenzaba a crecer y expandirse, en las primeras décadas del Siglo XX es cuando se comienzan a derrumbar las murallas de Palma para expandir la ciudad.

Por otra parte, nos encontramos con un club que poco a poco tuvo que hacer frente a muchos cambios, a muchas épocas, mucha gente recuerda haber visto jugar al club mallorquinista en el Bons Aires (situado en lo que hoy en día sería la Calle General Riera) y también, aquellos que recuerdan al club mallorquinista en el Lluís Sitjar, sí… El Templo del mallorquinista y que hoy en día sólo es un solar del cual queda la puerta de entrada al estadio. Sin embargo, hay muchos recuerdos: Ascensos, descensos, noches de gloria, noches de Copa del Rey y veladas europeas. Por el Lluís Sitjar desfilaron los mejores jugadores del mundo como: Di Stefano o Diego Armando Maradona. Es Fortí fue testigo también de la irrupción de nombres tan vinculados al mallorquinismo como Forteza, Mir, Sans, Gallardo, Ezaki, “Bolao”, Paquete” Higuera, Rolando Ramón Barrera, Orejuela, Trobiani, Hassan, Sala, Ángel Pedraza, Miquel Ángel Nadal, Jovan Stankovic, Carlos Roa, Dani García, Gabi Amato, Vicente Engonga, etc. También entrenadores como los argentinos Juan Carlos Lorenzo y, sobre todo, Héctor Cúper, la irrupción del Brujo de Sa Pobla Llorenç Serra Ferrer, quien como entrenador del club mallorquinista merece todos los respetos, ya que con él en el banquillo se lograron dos ascensos y alcanzar la Final de Copa del Rey. Después el Mallorca pasó al Estadio de Son Moix donde también se vivieron tardes de gloria y noches europeas. Por Son Moix han desfilado jugadores como Messi, Cristiano Ronaldo, Ronaldo Nazario, David Beckham, Thierry Henry, Fabian Barthez, Zinedine Zidane, Iniesta (quien debutó con el Barça ante el Mallorca), David Trezeguet, Alan Shearer, etc. También grandes figuras del mallorquinismo han ido emergiendo en Son Moix: Samuel Eto’o como principal referencia, Ariel Ibagaza, Aritz Aduriz, José Carlos Nunes, Jurado, Borja Valero, Juan Fernando Arango, Giovanni Do Santos, Bosko Jankovic, Gustavo Siviero, Dani Güiza, Albert Luque y más recientemente, un chaval que hoy juega en el Real Madrid: Marco Asensio.

En mallorquín tenemos un dicho: “No hi ha temps que no torn” y no se puede estar viviendo del pasado, sin embargo, la Historia tiene que estar presente para que aquellos que hoy en día llevan las camisetas del Real Mallorca porque, aunque el club esté en Segunda B… Los jugadores y el entrenador actual del equipo llevan en ese escudo la Historia de estos cien años.

Forman parte de estos cien años aquella gente que no sale en los periódicos y que ha hecho un gran trabajo para el club. Son gente con muchas historias que contar y forman parte del patrimonio del club. En definitiva, gente que se ha desvivido por el Mallorca y otros han intentado aunar a la afición, son muchos a los que les podríamos poner nombre, pero simplemente ellos llevan un corazón que no es otro que el escudo del Real Mallorca.

Por último, por el Mallorca han pasado muchos Presidentes que lo han hecho lo mejor posible e incluso muchos han puesto su dinero por delante del club y lo han representado con señorío. Sin embargo, hay otros que simplemente, aunque forman parte de la Historia del Mallorca y tiene su hueco.

Para terminar, mucha gente aprovecha todos los días de la semana para vivir el cien por cien su mallorquinismo porque simplemente lo llevan en sus genes. Por eso, es importante que todos los domingos se anime hasta el final y, sobre todo, porque… son 102 años de vida “De lo más bonito del mundo” El Real Mallorca.

Foto: unmallorquinistamas.es

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *